Ir al contenido principal

Entradas

Empiezo sin piezas.

Uno puede imaginar hasta el infinito y más allá, sin embargo rara vez imagina que basta un minuto para que toda tu realidad y percepción cambie, un minuto para saltar del calor de un hogar a la hoguera del férreo infierno.

He perdido al ser que más amaba, mi hermano Samuel.
Junto a él y mi madre cuidamos a papá durante dos durísimos años, falleció de cáncer de pulmón en noviembre de 2017.
Aunque tristes estábamos muy fuertes para empezar una nueva vida convencidos de que nos habíamos entregado a mi padre como él se merecía. Sentimos alivio de que él descansara y, a pesar del desgaste, teníamos energía para muchos planes. Samuel disfrutó de algún viaje con su novia Carolina.
Pero..., tres meses después..., mi único hermano se ahogó en el mar.
Fui yo la que recibió la noticia por teléfono de forma terrible, un sargento más frío que una ola en el mes de marzo.
No asimilé la noticia y aun así quise irme tras él, con el convencimiento de no poder sobrevivir a los siguientes días. A día de …
Entradas recientes

Recuerdos del futuro y presentes del pasado

RECUERDOS DEL FUTURO (SIRI H)
HACIA LA BELLEZA (FOENKINOS)
BELLEZA PARA CURAR EL AMA.
EL AÑO SIN VERANO (Carlos del Amor)
GENTE CORRIENTE.




Ayer doce fue el cumpleaños de nuestra tía, ya sabes, la que cumple cada verano la misma edad que Madonna. Con Maddy tú compartes el mes y mi madrina el año.

He recordado cuando íbamos juntos a elegir los libros. Excesivamente paradójico el hecho de que ahora me importen los cumpleaños aún más que cuando estabas tú. Lo preparo todo con mucho mimo, me gasto más money y me esfuerzo en que ni un detalle salga mal.
Quiero que mi familia aproveche al máximo sus días y seas felices, como mínimo, los días que más le pertenecen. Esos días en que está asegurada la vida. Uno puede morirse en cualquier momento, pero parece que un día de cumple es imposible, un santo tal vez, pero un cumple es para vivirlo.

Sé imperfectamente que no es así, que miles y miles de niños trascienden nada más nacer. He conocido a un hada llamada Sara, conoció a sus hijos sólo unas …

THE MISSION

Una de las misiones más importantes y amorosas tiene mi alma aquí en la tierra: honrar vuestro latido casi gemelo, evitar que la tristeza en mi familia crezca.

Es la misión, no es exactamente mía, se me fue otorgada.
 The Mission, el primer directo que vimos juntos tras abandonar la era rutera.

DRAW LIKE A CHILD _ 1

Cuando lo extremo te elige, cuando lo inimaginable te imagina a ti, ríndete y entrégale tu mente.
Te sobra corazón para vencer al pánico con radiante imaginación.

Los engaños de la mente

No creo en verdades absolutas, y no sólo porque yo sea ya otra. Antes de mi tragedia familiar también cuestionaba todas esas sentencias de buen rollismo o autoinculpatorias o de peticiones al universo como secreto sumarial para alcanzar lo que quieras, por estúpido que sea tu deseo.
Las descartaba si esas verdades no podían cumplirse para los más desfavorecidos, para una madre africana que ve convertido a su hijo en araña, para una madre del «primer mundo» que ve a su hijo consumido por una enfermedad «de primera».
Nunca he necesitado que algo tan grave como lo que estoy pasando fuera necesario para sentir empatía, para ponerme en los zapatos del otro o para descalzarme cuando no hay ni eso.

Sin embargo, aunque crea en menos teorías aún que antes, no he perdido afortunadamente la fe en algunas verdades, si no absolutas, dignas de valorar.
Y creo que ésta es una de ellas, con sus matices, claro, pero con la certeza de lo traicionera que puede ser la mente si no nos autoeducamos con am…

Bailad, malditos; abrazad, benditos

Hoy 12 de mayo yo, con curiosidad y alta alegría, algo más de 40 primaveras cumpliría,
seguiría cumpliendo como siempre fui,
más tenaz que abandonada, más extasiada que estática, más bailarina que agazapada.
Pero hace poco más de un año trascendieron juntos mi padre y mi único hermano más allá de la estrella soleada; quedé cerrada al vacío, se asfixió lo que cuatro décadas el mes de mayo formó en mi pequeña alma de discreto torbellino soñador.

El mes de mi vida, no sólo porque en él me pariera mi madre Marina, sino porque el futuro inminente del mar y los veranos supuestamente terrenales sorprendían con vivencias que parecían venidas del cielo.
El cielo.
Ahora sólo puedo pensar en visitar el cielo, en aterrizar hacia arriba.
Unos creen que soy débil por no desear la tierra que piso, otros creen que soy fuerte porque aunque no la quiera sigo en ella.

Estoy aprendiendo a que no me afecte tanto que haya más juicios que abrazos, para ello me ayuda no ser yo la que juzgue. Para resistir s…

Cuando nos volvamos a encontrar - libro de Andrea Rodríguez

Hola, cariño, aquí está tu hermanica de nuevo hecha un ovillo incrédulo, sin poder integrar tu viaje, tratándome una depresión, la primera de mi vida; por lo que voy a ciegas, esforzándome pero a ciegas, ya que no tengo ninguna experiencia en quedarme muerta en vida, sino todo lo contrario, mi experiencia vital consistía en hacer, de cada detalle, un cosmos propio con melodía compartida.
Pero no nos centremos en lo triste aunque mi deseo por ahora sea partir y descansar de este esfuerzo inaudito para reencuentrarme con mi alma gemelica. Pequeño mío, es una lucha con mi mente, mi cuerpo y mi alma en cada asustado despertar. Y por ahora cada día resisto, porque no me olvido de mamá, de los animales, la familia, los amigos y el gran hombre que fue papá. Que papi fue un luchador y no merece que dé mi destino por vencido. Así que te hablaré de lo sostenido.

MAMÁ ME SOSTIENE COMO NADIE. Toda la familia, q no es poca entre los de la ciudad y la costa, están disponibles y accesibles. Concha, …

Inmortalizar

Es muy abrumador. Nos fotografiamos con nuestros seres queridos para inmortalizar maravillosos momentos, pero curiosamente sin pensar que nuestros seres más amados y más jóvenes sean mortales. Cuando lo inimaginable sucede, son esas fotos y esos vídeos q tan alegre y despreocupadamente hicimos, las únicas pruebas físicas de que realmente compartimos un «mismo plano».
Lo hagas público, o lo atesores en privado no dejes de inmortalizar recuerdos gráficos. Porque la memoria son como las palabras y los cuerpos, todo se lo lleva el viento.

Raquel Bermúdez, para hermano y Padre.

Sin convencerse

Ser hipersensible no era para Madge ningún defecto, no era nada de lo que avergonzarse si serlo no te llevaba a mentir, a fingir ser otra persona, a robarte a ti misma, a matarte un poquito. No había culpa ni pecado.
Pero era difícil, extremadamente difícil integrarlo en el mundo de témpano.
Siempre supo arreglárselas para crear un  más que tibio enlace entre ella y esa rocambolesca tierra, cubito de hielo que a fuerza de girar sobre su enloquecido eje se había redondeado.
Ese más que tibio enlace tomaba su temperatura de lo curiosa y sorprendente que le parecía la vida, repleta de misterios, encuentros inesperados y consonancias.
Tenía cómplices con los que amar al gélido cubito redondo a pesar de sus defectos. Sin cómplices el recorrido pierde el sentido, hasta el punto de que ese cubito se derrite y quedas suspendido en el vaho.

Décadas orgullosa de saber que en soledad permanente no somos nada, nos convertiríamos en otro cubito girando rabiosamente sobre el eje del pseudoyo.

Orgu…

Confiar hasta la última consecuencia

Maddie y Samuel

Cerró rápido el maletero tras comprobar que había suficiente pienso para repartir en la colonia, llegaba tarde al trabajo y Maddie sabía que podía ser tan imperdonable como para soportar toda una semana despectiva, «¿Hoy también te acordaste de ir a salvar el mundo?; si no fuera por personas como tú ya se hubiera extinguido media fauna; cómo se nota que no tienes problemas más graves que los de los maullidos comilones; luego no olvides hacerte limonada con sus pipís que hay superpoblación de micción!! jajajaja»

Maddie los miraba con media sonrisa y ni una palabra, escupía su indiferencia aunque fantaseara con convertirlos en paté gelatinoso, los preferidos de sus protegidos.
A veces sintió pena por ellos.
Cuando lograba encontrar un hueco para charlar con Samuel sobre pelis y libros que intercambiaban, ninguno de ellos podía hacer siquiera una inocente broma, desconocían cada uno de los títulos y, si alguno de ellos les sonaba, las palabras pronunciadas eran vagas e insustanciales, u…

Láminas negras

El bloqueo de la hoja en blanco no es mi caso, ni es el tuyo. Tal vez ni exista, como no existe la última palabra.

La hoja queda en blanco cuando no puedes decidir, se acopla infinidad de material en tu despensa, no sabes qué tirar y qué aprovechar.

El bloqueo de la hoja negra entra al caso. Te van a confundir con un cualquiera y no verán la oscura gracia de tus cenizas. Una blanca e inmaculada lámina para que tus dedos sigan deletreando tu sino,¿lo que tú verás?, una cartulina negra y afilada.

El puto mayor reto de tu vida: dejar que tu rostro caiga aplastado en ella para marcar contornos de una careta, o buscar chirriantes estuches de colores.
Tus manos optan por garabatear.

Círculos concéntricos lilas, octaedros amarillos, espirales azuladas, pétalos rojizos, ondas verdemar, corazones cobre y pirámides superpuestas perfiladas en turquesa. Varias cruces rosa palo.

Respiras para atender la composición, es absurda y sonríes sin satisfacción. Has sonreído por atracción al color. Un pa…

Alas marinas

¿Cuándo emergen los ángeles del mar..., cuando leemos a nuestros semejantes o si describo mi propio oleaje?
¿Cuándo ellos nos rozan y nos refrescan la frente, reverso de la mente..., cuando volamos leyendo fantasía o cuando  anclamos el corazón en los párrafos de un superviviente?
¿Cuándo deciden surcar los contaminados estanques de nuestra circulación y filtrar con yodo y sal amargas venas?
¿Con la oración de los viejos mundos, con la creación de nuevos ritos o cuando no pronunciemos ni ansiemos ya nada?

Los ángeles marinos reciben nuestros relatos, sin saber si son vivencias o un sueño atrapado, ellos leen el corazón con la alegría del que no busca respuestas donde no existen formatos.

 Escribe y lee en paz sin agotarte en las búsquedas imposibles. Los ángeles del mar no piden conclusiones, se secan plácidamente con el brillo de tus expresiones.
Se empapan de tanto frío al tocarnos que no importa si es real o reinventado lo pronunciado, mientras las palabras sequen sus alas y a noso…

SER HOMBRE TAMPOCO ES FÁCIL

Soy feminista. Una feminista convencida, es decir, una feminista informada. Desde que el hombre es hombre y la mujer nada más que aquella Eva que lo echó todo a perder, la mujer únicamente pudo sobrevivir a través de la sumisión o anulación de todos sus innumerables potenciales. Sólo con que uno de sus dones asomara la independiente patita, ardía en la plaza la bruja; sólo con que el dolor psíquico le hiciera gemir más de lo consagrado, ardía en el loquero la histérica. Sólo con que se atreva a equiparar el valor de su trabajo con el de su compañero, arriesga su empleo y subsistencia.

¿Cómo no ser feminista? Cómo cerrar los ojos al hecho de que la mayoría de mujeres vivieron como animales no humanos, SIN VOZ, careciendo justo de aquello que permite expresarnos y ser nuestra propia expresión.

Afortunadamente cada vez son más los hombres que entienden y sienten esta verdad como incuestionable.

Es posible que el feminismo más inconformista vaya más allá de su propio género. Que ser mujer…

Verte en las ramas de la luna

Bailar con los postvivos

Intento que el blog no se ciña como una segunda piel a mi exacta realidad emocional, de ser así nada bueno podría aportar.
Pero quiero ser honesta y recordar, siempre que lo necesite, que este blog, pasados esos primeros meses en los q no podía escribir más q del abominable dolor, no describirá como trama principal la tortura cotidiana aunque la haya.
Apartarla por momentos no es ni autoengaño ni edulcoración del blog.
No sería bueno ni para mí ni para ti usar la escritura para UN GUIÓN DEL DOLOR.

 Centro la esperanza en publicar motas de luz que consigo amar en versión fugaz: animales, lecturas, paseos, encuentros con personas sanadoras, películas, y esos días q logro poner la música alta y bailar saltando como antes hacía a diario. No tener alegría para danzar destroza mi ser más real.

Y es ese destrozo el que intento mostrar menos y recomponerlo más. No siempre lo logro.
Seguiré escribiendo sobre descubrimientos mientras me conceda a mí misma otro sol naciente.

Y tú que me lees sos…

Nuestro Hogar

La hipersensibilidad te hace disfrutar de todos los sutiles matices, cada detalle tiene su textura maravilladora.

Hasta que llega la sacudida de lo inimaginable. Tendrás q luchar por abandonar la mente hasta concertar un pacto con tus sentidos. La hipersensibilidad es un lujo que tu economía emocional ya no puede permitirse; tiene que transformarse en algo más grande, hiperconsciencia, hiperamor.
Daría todo por tenerte, fluir como antes sin más historia que un largo paseo que se agarra a nuestros perros.

Pero es imposible, no puede ser. A cambio paseo con ellos y sin ti, escucho atentamente a quienes me quieren, leo mucho, escribo, le hago la pelota a mi mente para que me invite a quererme un ratito, veo películas para colarme en otras estancias.

Como nos recomendó ANA PEINADO vi «Nuestro Hogar». Y dejé que mi ignorancia recibiera el calor de un posible misterio. Ni siquiera la palabra misterio puede designar lo que habrá, no podemos describirlo con nuestra expresión; pero las imágene…

El camino de las lágrimas y los plagios del dolor

Por algún torpe prejuicio me estaba resistiendo a leer a Bucay. He leído muchos libros y artículos sobre duelo más actuales que El Camino de las lágrimas, creyendo que lo que dijera este autor podía estar desfasado, que fórmulas novedosas encontraría para localizar la salida de emergencia del infierno.

Ojalá nada hubiera ocurrido en mi vida como para hacer este redescubrimiento que seguro otros dolientes ya descubrieron antes: un disparate de escritos plagian El Camino de las Lágrimas, expresando como propio y casi sin cambiar una coma lo que aquí aparece desde hace casi 20 años.
Tal vez, al ser el duelo un tema tan sumamente sensible, tan íntimo y triturador, su autor prefiera hacer la vista gorda y asumir que se logra un beneficio mayor al perjuicio personal. Total, al final se trata de ayudar a personas que estamos entre la vida y la postmortem, un espacio donde nadie se dejaría la piel por tener derechos de autor.

Tantas gracias, Bucay.

Ana Peinado - Entrevista

ANA PEINADO,
Doctora en Psicología, Máster en Sistemas de Gestión y Máster en Investigación de Psicología Aplicada. Administradora del grupo de facebook “Educar con Inteligencia Emocional” que cuenta con más de 100.000 miembros.
Conocimos la sensibilidad y la propia experiencia del duelo de Ana gracias a una charla que ofreció para la asociación AMANECER.
Aquí una pequeña entrevista que, tan generosamente, me ha concedido para ayudarnos a que los sentimientos puedan teñirse algún día de otros colores más vistosos.


-¿Qué trabajo personal o en equipo le enriqueció más para desarrollar Resiliencia?

-Lecturas transformadoras.

-Película o documental que pueda refrescar tanto un espíritu libre como un espíritu que no encuentre salida.

-Cuando no puedo resistir más, leo a Viktor Frankl. Me impresiona este psiquiatra al que leí mucho antes de que el tsunami me devastara, cómo imaginar lo mucho que lo necesitaría después. Creo que para aguantar esos infiernos, además de contar con una potente …

No sé restar tu mitad a mi corazón

En nuestro amor por los directos, nos faltó ir juntos a uno de Fito, algo pendiente para lo que creíamos que tendríamos todos los siglos del loco mundo por delante.

Insosteniblemente macabro fue cuando, uno de los viernes en los que me arrastraba hacia el taller del duelo en la casa de EL TELÉFONO DE LA ESPERANZA, tras una cerveza y un orfidal para descongelar mi sólida sangre, posicionados como estábamos los muertos vivientes en el caserón junto a la plaza de toros, tocaba ese viernes FITO, desde la puerta del caserón veíamos los carteles, el ambiente, las camisetas y todos los fans dispuestos a vivir una gran noche. La rabia más incomprendida y desconocida por mi organismo atacó mis órganos hasta volver a congelar todo líquido interior. Miré a mi compañera del taller, mi Rosita, y no hizo falta decirnos demasiado. Las dos deseábamos estar dentro de la plaza abrazadas y saltando con nuestros resucitados.
Ir a los grupos de duelo, por duro que resulte, es importante para diluir por mi…

Nuestro Kuko, tu Fúyur

Sam, te mandamos esta postal con todo el amor del que un corazón es capaz.
Capaz aún de latir, por inaudito que me parezca. Por deseos que tenga de pararlo y quede como el tuyo. Aún late. Y lo cobijo en mamá y en nuestros animales, en lo que más amábamos juntos, multiplicando por dos lo que nunca debió multiplicarse por cero. Es imposible creer que no estés aquí para creer en nuestro cariño, es imposible creer nada, ni siquiera en el vacío, en los ceros, ni siquiera en los números. Se extinguen las ciencias exactas.